Otra Navidad…

Desde que nació Luca he pensado mucho en cómo presentarle la Navidad de la forma más respetuosa y coherente posible. (Publiqué un video en nuestro canal de Youtube el año pasado sobre este tema)

Y es que detrás del consumismo empedernido está una tradición religiosa y yo no conecto ni con una cosa ni con la otra. Entonces, ¿cómo puedo compartir y vivir la Navidad con Luca que para mí sea coherente?

A los niños, como socialmente se les trata como ciudadanos de segunda, se les miente como norma. Blanqueando mentiras detrás de una magia y una ilusión que va en contra de su propia intuición. Los niños sienten y perciben desde muy pequeños cuando se les miente. También sobre Papá Noél. Y lo que hacemos blanqueando estas mentiras es que crezcan dudando de sus propias emociones y percepciones.

María Montessori ya decía que esa magia y esa ilusión se puede crear en la misma naturaleza y en muchísimas otras situaciones de la vida de los niños. Sin necesidad de mentirles.

¿Por qué no contarles la historia de la Navidad, la historia de Santa Klaus o de los 3 Reyes Magos como si les contáramos la historia de Spiderman o Hulk?

El fin de un ciclo. El comienzo de otro. Comienza el Solsiticio de Invierno. Y se puede celebrar. Y se pueden crear tantas situaciones mágicas viviéndolo también así…

Y podemos celebrar. Con la familia, con los amigos, y regalarnos algo especial. Celebrando estos cambios e intercambiándonos regalos.

Este año yo le he escrito una carta a Luca que le leeré el último día del año. Una carta resumiendo su año, contándole lo que siento por él, lo que significa para mí, cuánto ha crecido, sus logros y todo lo que ha conseguido.

Y le compro 1 regalo, que le doy durante las fiestas. Este año se lo daré el 31, para finalizar el año.

Y los regalos que recibe de Papá Noél de las personas que le quieren le digo que se lo regalan ellos, que ellos se lo compran como regalo de Navidad y de Papá Noél. Como cuando les regalamos en su cumpleaños.

Sin mentiras que luego tendré que desmentir dentro de unos años. Siendo coherente con lo que yo siento y ayudándole a él a vivir con coherencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s