28 abril.

¡Qué fecha tan bonita para nacer!

Hoy sí voy extra de azúcar. Con vuestro permiso y el mío😉.

Anoche te dormiste conmigo diciéndote lo mismo que te digo todos los días desde que naciste:

“Eres el amor de mi Vida y de mi Corazón”

Ya dices media frase conmigo. Y además, me preguntas “¿por qué?”

“¿Por qué? Porque te quiero tanto tantísimo”

“¿Por qué?”

“Porque cuando no existías quería ser la mamá de Luca. Y que Luca fuera mi hijo”

“¿Por qué?”

“Porque quería ser tu mamá. Y fui a un hospital. Y como tenía tanto amor para darte, pues te metiste en mi tripita y yo comía mucho y bebía mucha agua y caminaba mucho para que te hicieras mayor. Mira, por aquí por tu ombligo te daba la comida”.

“¿Sí?”

“Sí. ¿Te vuelvo a contar cómo naciste?”

“Sí, por favor”

Y le volví a contar cómo nació. Y todo lo que pasó después.

“Pero ya no soy un bebé. Soy mayor”

“Eres muy mayor. Hoy te vas a dormir con 2 años y mañana cuando te despiertes tendrás 3. Y muchas sorpresas todo el día”

“¿Sorpresas? ¡Ya!”

“No, ya no. Mañana. Cuando sea tu cumpleaños”.

“Vale, mamá. Grasias”

“Te quiero, my baby”

“Te quiero, mami”

Y así has despertado hoy. Con los abrazos de siempre. Y con tu cara de sorpresa.

Y con una videollamada sorpresa del tío Eli y sus alumnos/as❤️

“¿Lo has comprado tú?”

“Sí, lo compré todo ayer”

“¿Dónde?”

“En una tienda”

“¿Tú solita?”

“Yo solita”

“Pobrecita…”

“Nooo…fui muy feliz comprando tus sorpresas”

“¿Sí?”

“Sí”

“Grasias”

“De nada, michico”

La Vida hay que celebrarla. Y punto.

Hace 3 años te parí. En un parto raruno y divertido. Y largo. Muy largo.

Hoy también es mi día. Celebro que te parí.

Celebro tu Vida. Las vidas hay que celebrarlas. Y la tuya la celebro aún más. Siempre con algo de malestar inconsciente. De ese erizado de piel repentino y fugaz.

Celebro tu Vida porque hubo un momento en el que pensé y sentí que se te iba de las manos.

A la tía Mako Grande le dije: “¿y qué hago yo con todo este amor que tengo para darle si se muere?”

Y tú debiste sentirlo de alguna manera.

Y peleaste tanto tanto tanto que sin un duro que daban por tí, remontaste como el Ave Fénix.

Porque la maternidad te cambia. Pero tus primeros días de vida me pusiste boca abajo. Le diste la vuelta a todo y perdí el norte y casi mi esencia, que aún ando recuperando. Nos cambiaste a todos los que estuvimos cerca de tí y la forma que teníamos de ver la vida.

Y todavía lo haces en tu día a día. Tan expresivo, sensible, perspicaz, activo, inquieto. Tan listo, generoso, empático. Tan hacedor, cariñoso, independiente. Tan cansino. Tan intenso.

Hoy celebro que te parí.

Celebro tu Vida, michico❤️💫🖐🏽

¡Que la aventura continúe!

3 comentarios sobre “28 abril.

  1. Muchísimas felicidades para Luca, seguro que ha tenido un día intenso. Y felicidades también a ti, sin duda la maternidad cambia y vivirla en solitario creo que hay cosas que las hace más intensas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s