Agradece.

Cuando no te lleva de vinos. Ni a tomar café. Cuando no te saca a la Noche de Chicas.

Agradece.

Si se abre en canal. Si te muestra su infierno. Si comparte sus miedos. Y sus dudas.

Agradece.

Si su generosidad va más allá de pagarte una. O diez.

Si no hay límites en la entrega. Si confía. Si se sienta contigo. Si te acompaña en las sombras.

Agradece su risa. Y su abrazo.

Y su llanto.

Agradece que sin miedo a tu juicio te cuente su mentira. Y la haga verdad. Para ti.

Agradece.

Agradece.

Agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s