La Magia.

Cuando parece que nada puede salvar el día, llegas tú y te sientas en la mesa de fuera.

“¡Mamá Vero! ¡Sí está! ¡La luna!”

Y salgo y ahí estás sonriendo mientras descubres la luna tras los pinos.

Y me siento contigo y vemos la estrella de Luca. Esa que brilla tanto y que ya nadie va a robarle tu nombre.

Y me pides unas papas.

Como si adivinaras lo que siento. Y como si supieras lo que necesito.

Y guardo el caldo de la Abu Nieves.

Y cenamos jamón, berberechos, queso, olivas y papas.

Y así, sin darnos apenas cuenta…

…se vuelve a producir la Magia.

“Una luz cegadora

Un disparo de nieve

Ojalá por lo menos que me lleve la muerte

Para no verte tanto

Para no verte siempre

En todos los segundos

En todas las visiones

Ojalá que no pueda…

Tocarte ni en canciones”

Ojalá, Silvio Rodríguez.

4 comentarios sobre “La Magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s