Menos mal…

Cuando el mundo parece que pierde el norte y yo no encuentro el sur.

Cuando las emociones se entremezclan y ya no consigo seleccionarlas y empaquetarlas en cajitas de regalo.

Cuando las circunstancias mandan y lo que mandan cuesta mucho obedecer.

Menos mal…

Cuando 3 pesan más que 15.

Cuando no sé qué decisión tomar porque ya el sentido común se perdió.

Menos mal…

Cuando el reencuentro me provoca tanto miedo que me bloquea y soy incapaz de ser coherente y consecuente.

Menos mal…

Cuando el final de este curso parece que no llega nunca.

Menos mal…

Cuando los enanos crecen.

Cuando el abrazo no llega.

Cuando estoy a punto de tirar la toalla.

Menos mal…

Menos mal que llega tu risa.

Menos mal que llega tu expresión vehemente de lo que sientes. Y me agitas. Y te grito. Y te ríes a carcajadas.

Menos mal, Luca.

Menos mal que te tengo a ti.

2 comentarios sobre “Menos mal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s