Rain, rain…

Y luego llega un día de calor y de sol. Pero lo que nos apetece es abrir paragüas y cantar bajo la lluvia. Pasillo arriba y pasillo abajo. Una vez. Y otra. Y otra. Y una hora seguida. Y entre evaluaciones de final de curso, nueva web, horarios nuevo curso y y y… la verdad es que no existía mejor plan. No siempre hay Plan B.

A veces el Plan A es la única opción.

Y si en el plan está cantar bajo la lluvia, se convierte en el plan casi perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s