Conciliar en tiempos de coronavirus.

Son tiempos difíciles para todo el mundo, elvirus nos ha hecho darnos cuenta de muchas cosas en las que antes no nos parábamos a pensar, quizás por falta de tiempo o quizás por falta de necesidad.Yo tengo la suerte de vivir esta crisis desde el lado más humano, estoy en ellado del cuidador. Soy esa sanitaria que todos los días se despierta sin saber qué se va a encontrar en el trabajo, cuántas bajas habrá o a qué hora ni en qué condiciones volverá a casa.Pero por otro lado también me toca vivirla desde el lado personal, soy madre soltera y como tal me veo en la obligación de dejar a mi hijo al cuidado de otra persona cuando yo me voy a trabajar. Hay días que la carga de trabajo me hace salir de casa cuando aún no ha amanecido y volver cuando él ya está dormido. Pueden pasar días sin que él me vea a mi, aunque yo siempre le beso y le abrazo cuando llego a casa, me acurruco junto a él y me duermo a su lado para volver a irme antes de que él se despierte.Tengo la inmensa suerte de contar con mi madre, que cuida de él mientras yo cuido deotros.
Pero tengo miedo. Tengo miedo a que me eche tanto de menos que cuando le vea pueda reprochármelo. Tengo miedo de que aprenda cosas nuevas y yo no esté ahí para darle la enhorabuena, para jalearle y besarle por todo el esfuerzo que ha hecho.Pero sobre todo tengo miedo de que mi situación profesional, la tensión constante en la que estos últimos días vivo, afecte a mi manera de relacionarme con él. Que perturbe el mundo que llevamos casi dos años construyendo. No quiero convertirme en una madre que no tiene tiempo ni paciencia para dejarle aprenderlas cosas a su ritmo. No quiero que mi cansancio acumulado no le deje la libertad de expresar sus emociones a su manera, con rabietas a las 10 de la noche o con carcajadas a las 6 de la mañana. Tengo miedo del virus, como todo el mundo. Pero tengo más miedo de mi misma.Lo único que me consuela es que algún día le contaré todo lo que hice en tiempos del coronavirus y él estará orgulloso de que yo sea su mamá.Y recuperaremos el tiempo perdido,por supuesto que si.

Marta, 34 años. Hugo, 19 meses. Madrid.

2 comentarios sobre “Conciliar en tiempos de coronavirus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s