Sólo el viento suave interrumpe

el silencio.

Sólo ese viento acaricia mi nuca

absorbiendo el tiempo.

La piel juega, a roces, con el sol

bailando entre escalofríos y calma.

Y si el mar me salpica de nuevos nombres,

susurraré

expresando

desconocidos

verbos.

Formas que mis ojos descubren

entre las olas

y

el cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s