Es la poesía lo que se escondió.

Es la belleza y la capacidad de sentirla.

Las imágenes que me entreabren los labios y los momentos que me conectan.

Es la poesía lo que se escondió aquel mes de abril.

Son las ganas de sentir. De percibir el sol que amanece y la luna que le espera.

No era miedo por Luca. Luca estaba bien. Luca está bien.

Oye.

Oigo.

Era miedo a estremecerme. Ese era el bloqueo. Miedo paralizante a volver a sentir. Por si acaso. Y por eso el miedo a desbordarme. Por eso el miedo a que saliera todo y perdiera el control.

Oye.

Oigo.

Era miedo a sentir la copa de vino fría. A que no se diera el sutil roce que me despertara. Y bailar. Miedo a bailar. Bailemos.

La poesía se escondió y acaba de asomarse. A mirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s