Exterogestación 280119

Hoy termina nuestra Exterogestación.

Nuestra Gestación duró los  9 meses que hoy necesitamos para gestarnos dentro del útero materno. No son suficientes, pero la evolución física del Ser Humano -el caminar sobre dos pies hizo que entre otras cosas, nuestra pelvis y caderas no pudieran desarrollarse más, o que nuestro cráneo no pueda ser más grande, por eso nacemos con el cerebro desarrollado solo en un cuarto de su tamaño adulto- hace que así sea.  9 meses dentro de mí.

Esos 9 meses no son suficientes, claro que no.

La Gestación Externa comenzó después. 9 meses en los que tus necesidades físicas, emocionales y de desarrollo sano han dependido de mis brazos, nuestro contacto físico piel con piel y la atención casi exclusiva de tus necesidades emocionales.

Un bebé humano recién nacido depende absolutamente en todo de un adulto para sobrevivir. No sabe caminar, no sabe hablar, no puede alimentarse. Pero sí sabe expresarse. Y no solo con llantos. Sus gestos, sus sonidos. Su mirada. Solo hay que mirarlo, y darle lo que te pide.

9 meses primeros de vida en los que necesitas solamente eso. Mi calor. Mi protección. Mi alimentación. Mi atención. Y lo has tenido. Solo 15 días estuvimos separados. Y los dos aprendimos que eso no nos sentaba bien. 

Sé que mi amor incondicional estos 9 meses ha conseguido que tu desarrollo cerebral y emocional sean los que necesitabas. Tu base de apego está ya asegurada.

He intentado observarte, no interrumpir tus silencios, ni tus momentos de juego desde que tenías esos 15 días de vida y te viniste a casa. He respetado tu llanto, sin juzgarlo ni interrumpirlo. Hemos y vamos juntos a uno de los mejores especialistas para asegurarme de que este es el camino.

9 meses. 6 meses de lactancia materna exclusiva. 3 de complementada con alimentos que has aceptado a través de la manipulación, la experimentación y el disfrute. Te doy las gracias también por ser respetuoso con mis propias necesidades. Has comprendido que mi teta es tu alimento y tu apoyo emocional pero sin dependencia que nos hubiera hecho sentir débiles a ninguno de los dos.

Sí, el colecho hace que yo descanse menos. Menos horas de sueño para mí pero más de sueño tranquilo tuyo. Eso es lo que tu cerebro necesita. No, no se mima a un bebé ni se le sobreprotege, ni se le consiente cuando se le dan los cuidados que necesita para estar y desarrollarse bien. La hipersensibilidad que desarrollaste hacia todo lo que te rodea hace que necesites estar muy tranquilo. Y es lo único que he intentado desde que naciste.

Ir en mochila no ha funcionado muy bien para nosotros. Creo que sobre todo para mí. También has sabido adaptarte muy bien. Como si supieras que somos una familia de 2 y desde el principio has colaborado con lo que has podido. También a estar feliz con otras personas cuando yo no puedo estar contigo.

9 meses.  6 dientes. No gateas, pero te mueves con otras habilidades desarrolladas astutamente. Muy expresivo. Te gusta comer. Y reír. A carcajadas. Te gusta mirar. Y explorar. Lloras en muy pocas ocasiones. Duermes muchas horas. Me haces la Vida fácil y la llenas de Amor. Me siento exhausta. Formar una familia de 2, a los 40 y con una empresa, es duro. Es agotador. Pero tu sonrisa. Tu fortaleza. Tu superación. Tu mirada sensible y empática. Tú me sorprendes cada día. Me haces querer aprender más sobre educación respetuosa, sobre psicología emocional. Mis ganas de aprender se han triplicado y es gracias a ti. No. No me conformo. Y es agotador no conformarse. Y pelearse con el exterior porque su mirada no comprenda mi inconformismo. No me vale lo que se ha hecho hasta ahora. No me vale la educación que hemos recibido. Quiero otra cosa. Y en ello andamos. Juntos.

9 meses de mucho miedo y mucha tensión. Has superado un infarto cerebral, dos derrames cerebrales. Mucho dolor físico en el proceso. Y la separación física de tu madre a las 24 horas de nacer.

Te agradezco que estés aquí, conmigo. Por ti voy a cambiar lo que no me gusta de mí.

Voy a cambiar lo que me da miedo de mí. Y voy a protegerte de eso mismo.

La Vida la vamos a Vivir, Luca. Juntos. La vamos a viajar. La vamos a bailar. La vamos a reir. Y la vamos a pelear. Nuestra Gestación terminó. Hoy acaba nuestra Exterogestación. Empieza a caminar. Te toca explorar el mundo con tu propia mirada.

2 comentarios sobre “Exterogestación 280119

Responder a Eliseo Mira Veintimilla Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s